ENTREVISTA AL POETA 66


Emilio Rodríguez: ¿Cómo podría auto definirse Kique, en realidad es Escritor, Poeta, Músico, en si quién es?
kiQue:
Creo que todo en conjunto, nada es por separado, para poder hacer música debo escribir, ya sea Prosa, Poesía, líneas sueltas, mis proyectos con introAcido nacen de una hoja, para poder escribir necesito de notas, sonidos, vibraciones, repeticiones y algunas canciones perdidas por ahí.

E.R.: ¿Hay una vinculación directa entre introAcido y nadaEditores – S.o.P.a.?
k.:
Claro ambas nacieron bajo las misma necesidad, al inicio de los proyectos era más perceptible ya que solo yo trabajaba en nadaEditores, entonces es fácil descubrir en esa época que las letras de las canciones de introAcido estaban netamente ligadas, ahora que nadaEditores es más un colectivo decidí darle vida propia a ambos personajes, aunque seamos la misma persona los personajes son totalmente distintos, aunque toquen los mismos temas, cada quien es independiente. La composición para introAcido nace mas de rumear las ideas y pulir ya con micrófono en mano, la literatura nace con guitarra en mano, en viajes con exceso de Tilo, en medio de un ritual, la procedencia de cada cosa es en momentos distintos, pero inevitablemente somos el mismo.

E.R.: Hay algo que me ha causado duda durante mucho tiempo, sobre todo en el momento de investigarte un poco, hay alguna diferencia entre nadaEditores y S.o.P.a., durante mucho tiempo pararon las actividades de nadaEditores, pero sus actores eran persistentes en actividades de S.o.P.a.
k.:
Es una pregunta difícil porque puedo abordarla desde diferentes puntos de vista, el de kique y el de nadaEditores, como kique: puedo decir que durante mucho tiempo nadaEditores era un espacio personal, donde solo yo intervenía, cuando deciden Kerin Barahona, Mar.de.Isaac, Alma Salguero, Laura Penados y Marco Tulio Portillo unirse al proyecto, quede con un vacio que intente llenar con mi espacio minimoAndo, pero de alguna manera había fragmentado mi espacio personal, desenvolviéndonos con nadaEditores nos contactamos con Simón Pedroza el cual nos invita a un proyecto que no podía dejar pasar, una Sociedad Anónima, para mí es muy importante, regresar a la publicación anónima que ya era parte en el principio de nadaEditores; como responsable de nadaEditores: desde el Principio junto a Simón Pedroza dejamos claro que los proyectos mantendrían su independencia, entonces nadaEditores se volvió la parte web del proyecto y así mi mismo asesoramos con nuestra experiencia para desarrollar la pagina individual, ya como sociedad y con un espacio para poder reunirnos (Centro Cultural Metropolitano), muchos de los que se acercaron a S.o.P.a. fueron uniéndose a nadaEditores, este es el caso de Karen Molina, Diana Morales, Luis Pedro Hurtarte y muchos más, pero siempre buscamos la independencia, nadaEditores era el lugar de ejercicio literario, cosa que ha cambiado en estos momentos. nadaEditores desarrollaba actividades de lecturas para poder promover el trabajo de cada escritor y buscar un contacto más directo con el público, esto lo heredamos al formar parte de S.o.P.a. que también traía actividades heredadas de su trabajo con Folio 114, en este caso ya no había necesidad de hacer actividades separadas.

E.R.: Pero a todo esto, ¿Donde está el Libro de kiQue?, ¿Dónde está el disco de introAcido?, solo se escuchan rumores y un par de comunicados en tus espacios, pero en concreto no encontré nada.
k.:
(enciende un cigarro) … con introAcido a sido difícil ya que durante un tiempo me concentre en el proyecto literario completamente, ya que el Luis Alberto Pons (Guitarrista de introAcido) estuvo fuera de Guatemala por compromisos laborales, tome yo la banda en solitario pero siempre dejando su espacio, esto me permitió encontrar el sonido que quería para la banda tocando en los recitales de S.o.P.a., en estos momentos estamos en la etapa final de la producción del primer disco nEgAtIVo, bajo el sello de nuKe Records, estamos listos ya para empezar con los conciertos y la distribución del disco, Mí libro estará listo para finales de marzo, será lanzado en formato web, el libro lo estoy trabajando con la ayuda de Diana Morales.

E.R.: Hay otro alto en la historia, que pasa con kiQue, porque durante un tiempo desaparece, deja de aparecer en las actividades de S.o.P.a., se escuchan muy pocos conciertos de introAcido y saltan los rumores que has ido al Tíbet de retiro, es verdad, ¿Qué pasa concretamente en 2009 – 2010?
k.:
Durante la permanecía en el Centro Cultural Metropolitano me dedique más a las actividades administrativas y a la coordinación de las actividades, esto causo un desgaste personal, al mismo tiempo me doy cuenta que el rumbo tomado por nadaEditores no es el que realidad quería, decido detenerme un tiempo, necesitaba detenerme y revaluar mi posición, a esto se unen algunos problemas personales, decido retirarme pero no fuera del país, tengo una propuesta laboral que me absorbe mucho de mi tiempo y lo veo adecuado para descansar de mis actividades públicas, me retiro pero a mi apartamento a rediseñar el espacio de nadaEditores y formar parte activa como escritor en la S.o.P.a., también me dedico a componer junto a Luis Alberto el disco de introAcido, necesitaba un tiempo para reinventarme. He probado todos los tipos de piel que me han ajustado, era tiempo de descarnarme y buscar una nueva. Fue una etapa de estar en las profundidades del subconsciente, en los trances del sueño con sabor a Tilo. También fue una etapa para conocer bien lo que me rodeaba, de vez en cuando uno se va llenando de mierda y llega un momento para limpiarse, eso fue exactamente lo que hice a sabiendas que iba a detener muchos de mis proyectos, ahora estoy de nuevo en actividad y con muchas cosas que se deben concretar.

Comunicado nEgAtIvO

como parte de finalizar los círculos, introAcido se mete en un nuevo viaje, Negativo, después de la grabación de las primeras maquetas y el desarrollo en vivo, culminamos esencialmente nuestro primer material, el desarrollo entre experiencias personales y las constantes búsquedas del sonido adecuado nos encontramos en el momento adecuado de trances y la hipnosis, letras llenas de la influencia de ese personaje que no se es el cotidiano, el moustro que no calla, la búsqueda de la paz en la oscuridad y el negativo del existir. La oscuridad será la luz, reza esa voz interna tratando de liberarse de la carne que lo mantiene cautivo en la mente del actor principal, de nuevo a la repetición.

presentación: Bad Attitud 15/10/2010


Valeria




¡Sí! Valeria, que es así
uno se seca por dentro
lentamente, ya no Valeria
no basta ver la luna
ni las sombras de las montañas
uno se seca por dentro
no existen hidratantes.

Esto es lo que me haces enseñarte
historias
esto es lo que me obliga a crear distintos
Yo.

¡Sí! Valeria, ¿Tú que eres Dulce acaso?
Escucha mis historias.

Sophia que era ha muerto
lentamente en mis manos
ya no hay quien escuche
escúchame un instante.

Valeria contesta:

Quiero cambiarme el alma
un silencio acogedor
Unas cuantas heridas
Nuevas historias que contar, perdidas en el tiempo.
... Ver más
Quiero cambiarme el alma
Porque no tengo a donde ir con ella
Ya no quiero
saborear la amargura… solo quiero huir de ella
Porque esto que tengo aquí dentro no tiene nombre

No me basta tener que contarte el dolor de ayer
Porque ya es nada en el presente
pero como látigos vuelven sobre la espalda de mi memoria
Donde cargo todo pegado sin escapatoria,
y el humor no me permite ser humana, esto q tengo aquí
es el encargado de mi maldita ausencia

Porque solo me importa lo que no importa, y siento que debo ser lento en el proceso ni el masoquismo tiene que ver con esto, ni la depresión se asemeja a lo que siento,
Me cambio el alma por un engaño
Donde todo sea diferente, sin esperar que sea bueno
No pretendo nada perfecto quiero tener nuevos miedos
a ti alma Que me tienes sofocada que injusta eres
Peleas por lo tuyo ¡aquí todo es tuyo!
Si tan solo entendieras el sabor amargo que me das, y te dieras cuenta
Que No me importaria tu ausencia.

musa

Ella
esperando en oscuridad
El
soñando despierto
soles en noches

cuevas
infinitas donde se pierden
estrellas
distantes, gravitantes, luminosas
soledad que da asco

arrastrando
dolor y sangre entre los dedos
punzante
arma sin mando o a donde agarrar
la maldición en la propia carne

lloran
los niños y las perlas
aullidos
de pérdidas, impotencia
el asco de respirar, morir tan lentamente

pájaros
que vuelan siendo el carroña
presa
fácil alimento, un solo golpe
debilidad de ya no defenderse

reflejo
su propia carne de espaldas
agua
golpes de lluvia en láminas
un espacio, descanso, sonido

el descanso después de la batalla
una taza de café enfriándose
siguen los insectos deambulado
una opción perdida, otra en comienzo
un abandono detrás de la puerta
el miedo de estar frente al espejo
de nuevo, pensar en un camino perdido
sigue el café enfriándose
no dormir, no dejarse al silencio

Ella
inamovible

***

un café que se enfría
el libro lleno de oraciones
rituales de cera y humo
se pierden, se escapan

las manos ya no crean, silencio
gusanos y moscas se amontonan
restos de alimentos, junto con los sueños
no saldrán palabras, se agota la voz

deseos de femenina piel
solo ver al suelo, demasiado tarde
ardor en el pecho, grito fallido
el café sigue enfriándose, en la piel

un sonido se repite en el fondo
insectos sonoros, monótonos
alas que seducen al viento
las manos ya no crean, vibraciones

trance, perdida de voluntad
objeto inalcanzable, distante
movimientos incontrolables
imploración a cualquiera que escuche

el café se sigue enfriando en la piel
nadie tocara la puerta, solo
un dios indígena de dos caras
en el circulo, nadie vendrá

“muerte por muerte, herida tras herida”

foto: Paula Rebeca Morales

Morir... Destruirme y despedazarme, aniquilarme poco a poco hasta no quedar nada. Sacar todos los demonios y hacerlos entrar nuevamente, y luego, recoger los pedazos y amar algo nuevo.
RedKa
Si es de recuerdos, si es de tener en la piel, es quizá solo uno
ese de incrustaciones en la piel, del olor de la hierba muriendo
entre los dedos del hermano, Simon esparcido en el cojín plástico
verde y verde la luz, en tinieblas el apartamento entre la ciudad.

Si es de recordar mejor aquel que era de estar y ver morir el sol
en medio de la ciudad, el sol que no se iba y nosotros con el café
cardamomo hervido en una cafetera Italiana, esos recuerdos
fotografías y miles de libros en la mesa del comedor negra y Panero.

Yo me exigiría solo un recuerdo, una llamada de febrero, una lectura
en un lugar viejo, con una vieja que atiende, un TEMPRANO X LA MATINA
la guitarra en Phase, los gritos en el megáfono, mi piel tratando de escuchar
sentir, admiración y el Hermano Simon, Quien Que, Que Quien, los ojos vendados.

el gato, negro
En la casa no hay espejos
Se olvidan los rostros
Mis rostros, en recuerdos
En líneas y torturas, recuerdos.

La bolsa del te se seca en el fondo
Tazas, pasan tiempo sin ser recordadas
Moho en el café, tinta para una línea
Junto al poco tabaco sin quemar.

Recordar sin espejos
Tratar de saber que se siente
Quizá un poco de frio
Quizá otro poco de abandono.




Es descubrir en la llama
Futuros, caminos y pasos
Brota del humo, femenina
Forma y sabor dependiente

Cigarro y su llama
Me despierta futuros
Agujeros al inhalar
Roja braza sin regreso

Luciérnaga que engaña
Dioses y mi deseo
Incontenible, una vez mas
Inhalar, brotar, femenina
Revaluar una, otra vez
Constantes y repetitivos
Sonidos y palabras
Sabores y formas.

Quizá innecesarias
Perdidas unas
Formadas otras
Innecesarias pero justas.

tilo

sabor de planta

que me adormece

y saboreo con su

dulce encanto

femenino y justo.

después del caos

después del andar

descalzos, del sol

tilo.

descanso

duermo

en sabores, natura

rural, extenso

suave, tilo.

no hay nombres que recordar

aquí se olvidan los rostros

es de pensar inicios

nada vale la pena

lo seguro es que el café

sigue goteando en la cocina

caminar en toda la casa

de cuarto en cuarto

no da abrigo, las sabanas arden

aun; extraños recuerdos

lagrimas constantes, no mías

no me detendrán esos 3 días

fútiles, sin sentido aunque

pesen y no a mí, extraño,

pero recurren en cada decisión

arto de la pena que despierto

familia, no entienden que ya paso

que se fue, es otro momento

yo me fui y no regreso

cargo con ese peso, hoy no saldré

no saldremos, acurrucados fetales

yo y otros yo, el computador

se desintegra, en cada letra.

"el peso de la pesadilla"

Leopoldo María Panero.

-

Para: Ana Luz Deneth
es de caídas
almacenadas
de perderse
soñoliento
escuchar la cafetera
el silencio
expandido
un mensaje
rompe el silencio
sigue cayendo el café.

triste

es ver tejer a las arañas
continuas formas, geométricas.

el gusano que se arrastra, sin prisa
por la sala, ahí va lento, la casa sola.

el café que se enfría, pasa el tiempo
no hay mas fuerza, solo aguantar.

una noche mas, silencio, que camina
el gusano ya va por el cuarto, se deshidrata.

ya existe un pez, solo lo imagino
en una prisión como la mía, pero de agua.

sobre salto frio en el estomago,
se fractura la conciencia.

una explosión en cadena de glóbulos rojos,
las plaquetas dormidas, no deja de sangrar.

no hay otra opción, solo seguir,
no pensar, no salir, no decir, callar.


devenir

regresos sin permiso
inconclusos, libros, palabras,
objetos, hojas en blanco,
personas, unas y otras que
regresan como el mar,
a veces limpias las aguas,
otras con trampas, hoy
me siento y soy presa
de una constrictora, lo se
la veo y no es nuevo,
un movimiento y todo
se derrumba, caigo.
Pero la vida vuelve,
ahí está y regresa
como victima
otras como asesino
sin piedad.

*

Es perder la perspectiva, la maldita forma, perder las ganas, tratar de tener un encuentro inesperado, de nuevo solo con el afán de retornar, algo ya perdido, un afán de que regrese algo perdido, un fracaso como actor, un dolor, miedo de nuevo, una fórmula establecida, cargada de existencia , vueltas hacia lo mismo, caer de nuevo bajo el mismo enfoque, con el mismo pie, esto de ser solo una maldita fachada de mierda, arto de formalismos y momentos inconexos, me encierra en excesos de trabajo, la misma derrota, el mismo peso. Una constante a romper ya es una estupidez seguir.

lineas

*

El cambio fue repentino
de un día a otro, todo fue
negro constante, fue insomnio
fueron voces y sueños.

Todo por una línea escrita
en el viejo libro, de algún viejo
una línea escrita en sucesión
de palabras que desatan, liberan.

Dentro de Él.

*

Causaron alejamiento
distancia
espacio
lejanía
humana
emana
sudor
despierta del sueño
agitado
perdido
oraciones
recita
palabras
enseñadas
en sueños
transcribe cada mañana

*

aprende en cada viaje
según las pesadillas como
pruebas que fueron descifradas
todo cambia, todo es más
constante, miles de formas
de sueños, unos
en símbolos otros
otros en colores
muchos en pláticas
con extraños mensajeros
ancianos en pantalones
rojos, que aparecen
con el santo y seña
que el anterior
le deja como
tareas

de sueños otros
lucidos perdidos
en selvas nubosas
de arboles altísimos
de hojas enormes
felinos manchados
hambrientos; persecución
presa de insectos
gigantes que no ve
pero al despierta, los dibuja
exacto, pero nunca
los enfrenta ni los ve
claros

*

el cuaderno de sueños
se tiñe en tinta negra
Avanzan las líneas, unas
con sentido otras al
contrario, un símbolo es
la pregunta, busca una vida
normal, para dejarse a la
del sueño. Sin sobresalto.

cuando puede se va en
humo gris, se deja al
poder de las montañas
se deja a la vista de
esas que solo lo ven en
el espejo del borde del
agua transparente, vasos
de esas que solo lo
descubren en el humo, copal.

resina de ocote, que en
el viento transcribe cada
letra del cuaderno del sueño
se deja de vez en cuando
a las femeninas manos
distantes pero curiosas.

*

a media noche despierta solo para
limpiar las hormigas de la cama.

*

en otro día cualquiera
se encuentra a una de ellas
el tomaba café en el lugar
de siempre; la observo
en la mesa de enfrente
ella también tomaba pero
te, la taza a la izquierda
y un vaso con agua, transparente
a la diestra; la descubrió al ver
el hilo de la bolsa de te como mecha.
Se acerco creyendo que no lo
veía, ella le dijo:

“estas listo para escribir en tinta roja”
ella no deja de ver el vaso con agua.

Él con fuerza contesta “NO”
el hilo de la bolsa de te cae.

*

de ahí
fue soñando en rojo
cada día
vio sacerdotisas
con las
manos empuñadas de corazón
rizas y gritos
el felino con manchas
devora, come
cuerpos vivos que gritan

escribe cada mañana
escenas insoportables en donde
solo transcribe cada sueño,
cada suceso y grito, cada gota, sangre
pero nunca utiliza el fatal color
rojo ni lo escribe ni lo usa.

miedo
mas
miedo
inevitable
mas
miedo
inevitable

*

el mismo lugar
diferente día
casi la misma hora
los mismos personajes
uno frente a otro
se acerca de nuevo
da un puñetazo en la mesa
ser rompe el vaso, se derrama el agua

grita “LO HARE”
ella al fin logra ver a sus ojos.

*

se da cuenta
el cuaderno esta
lleno hasta la ultima
pagina, lo acaricia
revisa cada línea
cada símbolo
cada sueño
revisa el sentido
y el contrario
toma la tinta roja
y escribe la última línea
donde debe
una oración de varias
palabras. Sangre.

*

entra en la biblioteca
y pide un libro de característica
huella, circulo rojo,
lee y relee:

“… ser ambidiestro es ser dos veces completo
por eso son admirables los músicos
que lo tocan todo con el cuerpo
dominar ambas lados es estar en dos espejos”
SP

pasó el tiempo y devolvió el libro de la huella
y el libros de los sueños.

*

no volvió a soñar.
igual.

/d: /sonidos-plural: (fragmento)


agradecimiento a:

Laura Penados, Kerin Barahona, Alexis Batres, Simon Pedroza, Esteban Mazaya, S.o.P.a, nadaEditores y a toda la gente del la Banqueta, muy buena fiesta.

despues del silencio, un nuevo espacio.

ciudades viejas

Algo o alguien me persigue, lo se, lo presiento, las ciudades viejas guardan mucha energía en sus paredes, en las piedras, hay senderos que no son seguros, muchos han muerto de hambre, otros de frío, de balas o cuchillos, aquí se quedan esas almas, como la sangre al secarse se hace uno con el polvo, así las almas se quedan.
Esta ciudad tiene ya demasiados muertos.
Algo o alguien me persigue, lo se, el brujo me dijo que era algo bueno, me resisto a ponerlo a prueba, quizá cobardía, puede ser, no me arriesgo, hace algunos días tuve un sueño y de a pocos lo recuerdo, creo que ahí esta la respuesta, “Caminaba entre escombros, la ciudad se había derrumbado, polvo, piedras, muros caídos, yo errante, pero empecé la búsqueda de un bebe, este lloraba desde que empezaron los recuerdos, así deambule buscándolo, mientras andaba algo me seguía en las sombras, sentí eso que siento normalmente despierto, seguía el llanto del bebe, cada vez estaba mas cerca, era mas fuerte su llanto, lo que me seguía era mas rápido y ágil que yo, un felino, estaba buscando una presa débil, ya no era yo, me apresure, fue en vano, seso el llanto, lo ultimo que recuerdo fue el cuerpo del bebe en las fauces del jaguar.”
Esta claro, el brujo esta detrás de mi.

otro cuento

Se mueve, el piso al andar, se mueve, se mueve, no se detiene, sigue dando el paso, cae, sigue a gatas, no detiene el paso, el objetivo es andar, dejarse, dejar atrás, trata de llegar, sin detenerse, el objetivo, alcanzar la cima, la montaña, dejar el valle, la ciudad y cuanto humano quede atrás, pero se mueve, el piso al andar, cae desmoronado, cae el suelo estéril, se aferra a las pocas plantas, y el camino es hacia arriba, cada vez mas difícil y no se detendrá hasta estar arriba y conquistar la montaña.


Las uñas largas ennegrecidas de pócimas, cenizas y cera, la bruja juega a buscar el presente tirando los frijoles rojos, los recoge una y otra vez, dos puntos de frijol hacen una línea y cada línea una palabra, así las fuerzas ancestrales que habitan en ella le van dando instrucciones, el sudor le cae a gotas, cada vez mas claro, mas incierto el futuro pero la claridad del presente es innegable.


Cuesta arriba encuentra una cavidad en la tierra, no mas alta que él pero cabe, puede pasar la noche, descansar de la larga caminata, es el lugar adecuado, el suelo no lo repele, lugar exacto para matar al que ya no quiere ser, debe matarlo sin piedad, debe dejar al yo que ya no es y ser el nuevo yo que debe, es una tarea difícil, una labor para expertos, reptil, la lucha de yo por sobrevivir, hace que pierda el control de quien es quien.


La vieja abre el viejo cuaderno escrito con tinta roja, escribe para no olvidar, cada palabra, cada símbolo, colección de pasos, pócimas. Esta cansada, deja el lapicero y descansa, percibe el aroma de sabia desprendida de las plantas, el agua hirviente absorbe la vida y nutre al agua en gas. Oraciones internas, un leve movimiento en sus labios, saca un poco de la pócima y la pasa a un bastidor de barro.


Dibujos en el piso, líneas y círculos, oraciones para la extinción del humano y el nacimiento del reptil, frió interno y piel áspera.


Entre los frijoles y las estrellas, trances de pócimas y oraciones, se deslumbra el nacimiento del reptil, lengua partida en dos, uno que fue y ya no es.

en el Estudio

Silencio
buscando respuestas
en el caer de la lluvia
Extenso
el cantar de los pájaros
que no se ahuyentan
Ciudad
gris y llena de rincones
de dolor y miedo
Justificación
de un pasado que no
quiero entender ni saber
Palabras
de viejos y hechiceros
güipiles rojos, infiernos
Sangre
a gotas que me guían
a una verdad incuestionable
Silencio
busco respuestas, interrumpe
la alarma de los carros
Parqueados

la casa vieja

El olor a anima, a muerte y rastros de sangre, de niño temía a sus esquinas, sus cuartos, su olor, algo estaba ahí, oculta, en las paredes o en los dibujos del piso, amarillo con torbellino de blanco, miles de brujas resaltaban, en cada ladrillo, mi abuela juraba que nada había pasado en ese lugar, pero mis primos juraban lo contrario, cada cuarto solía tener una gota de sangre, cada espejo era mas infinito, mas extenso, el humo del incienso que repartía mi abuela a las 12 del día era muy espeso, repleto de mirra y sabia petrificada, no olvido esas formas, dibujos, brujas, las figuras formadas por el incienso, no olvido esas gotas de sangre, los santos de la abuela, los santos de la abuela, ojos inmóviles, animas saliendo del fuego, dolor, el puñal en el corazón, las espinas en la frente, gotas de sangre, vírgenes y cristos.

Las cosas cambiaron cuando encontré las líneas enterradas en el patio del fondo, la estrella de cinco picos, la use para jugar cincos, ahora lo entiendo.

.

Se acabo el sueño de
niñas tipo manga.
Quizá la felicidad es
solo un cristal.

desierto

Camina el camello sediento
perdido del camino al oasis
peso en la joroba a muerto
el hombre y queda el animal
sin rumbo a la puerta de la
ciudad de los inmortales.

una hoja del diario

Estas ganas de irme dentro, no me importa lo esta fuera, el esfuerzo es innecesario, un golpe, introspección, la fricción genera calor y yo solo quiero ir dentro. Soy el que quiere otro espacio, soy el que viaja dentro. Una palabra, un suspiro y todo, todo va perdiendo interés. Quiero aprender a ver, caer sin esta necesidad de parar, hoy necesito ser protegido, me siento tan vulnerable, tan tangible, expuesto al frío de manos femeninas y a ese dolor de compartir en forma dual. Esta frialdad como roca, no me la quita ni el aroma del café, debo dejarlo todo y no preocuparme de nada, concentrarme en el camino interno. He perdido mi garganta y el pulmón derecho (inhalo humo), no tengo mas fuerza, solo escucho, el mar esta tan lejos, y yo aquí como témpano a la deriva, tengo sueño de dormir tanto, pero tanto, ya mis símbolos no se ajustan, se quedan cortos en significados, distantes. De nuevo este dolor punzante, esa imagen, esas situaciones que no se borran de mi mente, pero siento menos, ya es casi costumbre.

Camino al Uno

El ansiado regreso a lo esencial, disuelto en miles de yo diarios, esparcidos en pedazos de lo que alguna vez fue. El yo esencial llama a un nuevo encuentro con mis oraciones, de extensos silencios internos. El yo esencial hace que me deshaga de cuanto me detiene, me detuvo o me detendrá, me exije que pierda los nombres, de la misma manera que me deshago del humo, exhalar el yo diario es la meta, olvidar mí nombre, mí forma exhalar ese dialogo que forma barreras, el esencial me hace que lo beba como esa taza de café en medio de una noche fría, el aroma, lo volatil, esa parte femenina del grano, sabor. Deshacerme del yo diario, el esencial me hace retornar al sonido primario, el latir de mi pecho cuando coloco mi mano, el esencial me grita que repita mi danza a Ixmucane (Luna), girar, girando contra la agujas del reloj, dejar el yo diario y sus nombres, rutinas, juegos, el esencial exije, ser yo sin serlo, olvidarme de mí materia y simplemente estar. Ser.

miedo introAcido

vos: Kique

Guitarra: Luis alberto Pons

Actividad de nadaEditores en Sophos el dia 5 de Junio 2,007

video realizado por Macros

El Idiota

Murió creyendo
ser alguien o algo
ya que importa
esta muerto.

Su esfuerzo se
justifica ante
una verdad que
se forja a pura verga.

Fue, que importa
esta muerto.

Lo que tengo claro
es que no se levanta.

El regalo de una mujer de negro

un acorde, una palabra, el dibujo de una mujer de negro

imagen

Los zopes en el árbol
a la espera de muerte
alimento, juegos, danza,
bamboleo de alas, el pico limpio
vuelo en círculo y su bello
traje, sus rizas.

El sol cae en le horizonte
dibuja sus siluetas dejándolos
desnudos, cansados, listos
para el sueño de la muerte del
perro, del gato o alguna rata,
descansan en la rama.

Amadas mascotas de Satán
limpian lo que el no se lleva,
enormes y bellas aves,
de paciencia, vidas negras
de cuello rojo, hermosos gritos
de espanto.

Me adormece su vuelo
círculos de centro muerte
olor de su rastro
sus figuras en el cielo
su admirable espera.

Un dia normal

un aprendiz, el gato negro, la pócima y la bruja poseyendo a la victima, la sed de energía, el miedo detrás de cruz de ocote, el espejo en el lado opuesto de la ventana, las pulgas empanzadas de la sangre del aprendiz se coleccionan en alcohol perfumado, los cuadernos a medias, letras llenan los espacios del conjuro escrito con palabras innombrables, nombres malditos, nombres en rojo, el bramido de la victima, las cadenas resuenan constantemente, quiere escapar de la bruja pero sigue aprendiendo, la bruja no lo dejara ir así, sigue alimentando a las pulgas del gato, no lo dejara escapar tan fácil. Sentado en el sofá, escucha el silencio, los árboles se mecen, pero callan con el aire, es una escena insólita, afuera de la casa el contraste de normalidad, un día soleado, sin agitación de algo tan anormal, la noche la reciben con café y tabaco, de humo y aroma se pinta la luna, incienso, velas y sonidos acústicos, guitarra de cuerdas nylon, un silbido pierde el silencio, todo cae a pausas después de escuchar el grito que nombra a la bruja, empieza la persecución de la victima que a caído en la trampa, se impone el miedo, la persecución.

TE ODIO

Salio de la cama directo al baño,
una idea clara, una gota mas sangre
en el centro de la frente, el espejo
no miente, muestra en sus pupilas su
propio reflejo. Centra la mirada en
su rostro, en ese juego de reflejo.

La abertura en su frente, deja extender
sus tentáculos, extender su existencia
fuera de su ser, una sola imagen de
femenina fuente, ese demonio lo siguen
asechando, sigue detrás de el esa imagen,
dolor a costado tratar de mantenla al margen.

Suele ser inútil, no se desvanece del todo,
no hubo principio, no detecta el final,
esta lejos pero aun así la imagen no logra
difuminarse, sale por la abertura de su frente,
trata de acabar con la imagen, dura lucha.

El final se dio de noche, logro salir de
si, logro enfrentarla de frente, una salvaje
lucha, un tenaz enfrentamiento, al fin se escucharon
sus gritos, TE ODIO, TE ODIO, TE ODIO, TE ODIO,
no hubo un principio, no hubo culpables, solo
nació, solo existe, solo es, un sentimiento mas.

*

Abierta la herida de par en par
nunca dejara de arder
no dejara de gotear
nada detendrá lo que cae.

En el espejo ve caer la sabia
de la herida, mas natura, mas savia
a de tragar lo que la tierra hereda.

No hay brazos que lo detengan
ni palabras que lo anclen
el café se le enfría
sin piedad.

No mas dolor externo,
no quiere mas,
dolor que nadie apagara,
nadie podrá.

vivir

Tengo miedo, no es nuevo, es lo de siempre, siempre tengo miedo, todo es gris, todo paso tiene otro atrás, es presión, es fuerza, te aglomeran con otros, esta en todas partes, debo salir de la cama, temprano, pero tengo miedo, todos iguales, cada ojo es igual, juzga igual, pero no hace nada, otros callan, pero lo hacen todo, tengo miedo, talvez me confundan, eso me da miedo, mienten y yo no miento, yo soy yo, pero comparan, creen, saben, yo no se, no puedo, levantarme temprano, no puedo abrir tan fácil los ojos, no quiero salir, hoy, no puedo mas, no tengo ganas, tengo miedo, a veces es mas fácil, sentarse en el suelo y llorar, declinar seguir, no hay nadie, nadie toca la puerta, también tienen miedo, algunos temen y se quedan en el suelo, es mas fácil tener miedo, tengo frío, no importa, tengo hambre, no importa, es mas fuerte el miedo.

Sabbat

31 de Octubre,
Salome se aferra a sus piernas,
siente resbalar el semen aun dentro
de su cuerpo, una sensación cada vez
nueva, extensa y saludable.
Cada vez absorbe mas a su victima,
ve su presa, convulsionada y a punto
de morir, cada vez es mas fuerte,
absorbe mas a su victima, la somete,
una succión mas y lo acaba, lo termina,
la bruja tiene el control, espera, no
es el momento y nunca lo será, no podrá
dar el ultimo golpe, el conjuro fallo.

...

Mira mi rostro que es el mismo,
el de siempre, el que a palabras
te hacia entrar en razón.

Cumplo la promesa.

Y me veras envuelto en los mismos
infiernos y a punto de olvidar tu
ultimo suspiro.

Todavía me veras muriendo de
humo y un poco de hambre.

A pesar de todo aun me alimento
a pocos, respiro lento y profundo.

..

"Desgarra mi piel sin piedad y déjame libre de sangre, haz tu maldito hechizo y déjame perdido por el resto de los tiempos."

.

Muy en el fondo y muy difuminada existe una paz completa, sin deuda a nadie, ni a nada.

666

nadie merece nada
kq

Zopes



Esa noche escuchó de nuevo el grito, nada vio a su alrededor, lo sabía bien, era el sonido de siempre, el alarido que se perdía en espirales, en melodías bajas y perdidas, coros de repetición, de nuevo el grito, cerró sus ojos, así fue capaz de ver el producto de los sonidos, esa maldita ave, la vio acicalándose, limpiándose el pico de sangre coagulada, sabía que era la suya, necesitaba salir, tratar de perder esa imagen por un segundo. Salió lo más rápido que pudo del cuarto, dejándolo todo, nada que le cubriera la piel, solo quería perder esa maldita imagen. Trató de alcanzar el punto mas lejano, correr sin ver atrás, ¿Pero escapar de quien?, ¡Los gritos siguen ahí¡, ¡La imagen sigue ahí¡, nada se pierde, nada es diferente, el sentimiento es el mismo (miedo), razonar, no valía la pena, es perder el tiempo, el ave sigue acicalando su pico, lo limpia, ya extiende sus alas, está en su mente. Su cuerpo se encoge y se echa al suelo, frío, soledad, impotencia, la imploración al cielo es demasiado tarde, el dolor persiste, y no es algo nuevo. Se distorsiona su mirada, sigue tomando atención, trata de encontrar la razón, pero no existe, trata de engañarse con que todo es un juego, pero es real, esta ahí cada vez que cierra los ojos, nada cambia, solo la posición de la maldita ave, oscura, negra y calva. Los ojos de esas aves solo pueden observar una parte de la realidad, estas solo pueden ver con un ojo. Un segundo de tregua, todo en paz, limpia el sudor de su rostro, sigue buscando respuestas, trata de entender, trata de encontrar un sentido, a todo, a cuanto sucede, gritos, aves; trata de orientarse, está en la calle y logra reconocer el lugar donde está, hay un puente muy cerca, camina hasta él, necesita aire, respirar, camina lento, agotado de una batalla sin lugar, una batalla que parece perdida por no reconocer quién es el enemigo, solo sabe que debe caminar para llenar sus pulmones de aire fresco, para aclarar, para buscar una salida, se ve solo, nadie estará cerca, no podrán comprender que algo está dentro de él y quiere salir, escapar y ser libre, dentro de él anida, esta ahí, sigue su paso, llega al puente, se aferra del los tubos del pasamanos, un árbol, un ave sacude sus alas, embestida. La calva cabeza juega de nuevo, primero el ojo izquierdo luego el derecho, extiende sus alas, es enorme, da un paso al frente y juega de nuevo, baja la cabeza y lo ve, esta ahí de frente, espera, sabe que la víctima está perdida, estará en su pico en un segundo, él no se va, está estupefacto, un movimiento y está muerto, tratará de postergar su vida todos los segundos que pueda, no puede perder la vida tan rápido, no se moverá, la observa detenidamente, no es la imagen que tiene en la mente, estas es diferente, en segundos la analiza, la compara con la de su mente, sabe que no es la misma que lo atormenta, algo dentro de él se mueve, algo dentro no se queda quieto, dolor en el estómago, un dolor punzante, seguido, se rasga algo en su interior, no tiene opción, el dolor lo obliga a doblarse, a tratar de cubrirse la herida, respira, agitado, falta el aire, trata de no caer del todo, sabe que no puede perder de vista a su enemigo, siguen los movimientos en su interior, un grito se escucha dentro de su cuerpo, el dolor es insoportable, solo puede soltar un grito, que no es de él, es de lo que lleva dentro, se abalanza la imponente ave sobre el, con los mismos alaridos. De un golpe con el pico le parte el vientre, un pichón sale del cuerpo inerte y limpia su cabeza de la inmunda sangre que lo cubre. La pequeña, se librera del cuerpo en donde anidó, reconoce su entorno, eléctricos movimientos de cabeza, gotea la sangre de su pico, se acicala, y come tranquilamente el lugar donde anidó.

3 O

Niebla, el viento la disipa lentamente, ahora puedo observar sin problema, busco al que me busca. No esta me dejo solo esperándolo, el miedo se desvanece suave, lento, y deja lugar al frío que se apodera de mí sin respeto, tengo miedo que regrese ese que me busca incansablemente, no sé cuales sean sus intenciones pero me molesta, no creo que sus intenciones sean buenas.

En el fondo creo que sabe en el momento que no lo tolero mas, sabe que le temo por eso cuando pierdo el control desaparece, lleva casi toda mi vida detrás de mí, me acecha a cada momento, en cada esquina, en todos los lugares, la niebla lo dejo estar tan cerca esta vez, regularmente esta detrás por las noches, este día gris le sirvió de cuartada, esta maldita tortura me hace estar con cualquiera, eso lo mantiene lejos, distante, cuando alguien se acerca se mantiene lejos, pero se que esta en algún lugar, pero también me aterran los lugares llenos de gente, puede estar en cualquier lugar, puede ser cualquiera, mil ojos en donde puede perderse, donde no puedo distinguirlo, en un lugar despejado puedo sentir en donde esta, en grupo puede ser cualquier maldito.

Algunos días cuando camino solo se acerca, es desesperante, trato de alejarme pero de nada sirve, siempre esta, pongo todo mi empeño, corro trato de alejarme pero es inútil, entre mas me esfuerzo siento que más cerca se encuentra, ahí esta siempre, el único lugar que deja libre es mi cuarto, ahí no molesta se queda en la puerta, muchas veces toca la puerta y se aleja, aruña la ventana y luego se marcha.

Desde que era niño era así, siempre a hecho lo mismo y no me acostumbro, en ese tiempo habían mas treguas, mas lugares donde me dejaba libre, ahora no le importa es constante, solo en mí cuarto me deja libre, hay veces en donde paso encerrado mucho tiempo solo tomando fuerzas para enfrentarlo de nuevo. Este es mi único secreto, es la única historia que no he contado a nadie, podrían decir que estoy loco, que es una enfermedad mental, que un maldito doctor puede liberarme de este martirio, pero no es verdad, durante un tiempo yo lo creí, busque la solución, hasta que un viejo me dijo “un ojo te persigue hijo, te busca y no te dejara”, trate de preguntarle que hacer “reconócelo bien, trata de descifrar su esencia, luego te tocara enfrentarlo, en un momento determinado veras atrás y tendrás tu oportunidad de desacerté de él”, me hizo entender que por el momento tengo que vivir con esto y no es un juego de mi mente, es algo mas que se quiere apoderar de mí.

Guatemala 2,002

el Señor de las moscas

martes, 11 de abril de 2006 nadaeditores

Escribo sin parar
el señor de las moscas
me tiene a la vista, es casi
imposible tratar de salir de
aquí, es caso inútil creer
que saldré vivo del señor
de las moscas, esta ahí
introduciendo su asqueroso
cuerpo por el centro de mi
frente, es doloroso, incomodo
el zumbido de sus alas, solo
puedo tratar de escribir el epitafio,
la tumba mi propio cuerpo, debo
tratar de repartir mis pocas cosas
se que ya no esta afuera, esta dentro
el zumbido de las alas del señor
de las moscas me revela en donde esta
aquí dentro gira, el sonido no me
deja pensar con claridad, quedo a su
merced.

Es hora de mi caída final.
Es hora de mi arrastre por tierra.
Es hora de vaciarme y darle el control.
Es hora de Entregarme sin resistencia.

Es ya inútil.

Al final que es ser normal.

sHiShA

Escritos entre Octubre 2005 y Marzo 2006

1

En el piso
el pañuelo
sigue envejeciendo
de esperma.

El polvo
sigue cubriendo
la cueva, la idea
ahí sigo durmiendo.

Vestigios de incienso,
cera, cuerdas, ideas,
mechas que han de ser
eternas.

2

Conjuro
me disuelvo en el
viento para que
me inhale.
Pero de forma
rutinaria me exhala.

Perdí el espacio y
el tiempo, pero gane
libertad y levedad.

El conjuro
fue exacto y
perfecto.

3

Ninguna hoja debiera
estar limpia de tinta.
Toda debería tener
estas miles de rallas
de cualquiera o de todos,
este seria un buen fin.
Un árbol
ya no respira.

Árboles hechos hojas
no pueden contar
historias

¿Y si las historias
fueran las hojas? (Flor)

4

Cansancio, pesadez,
descarnar el alma.

Saciar el ardor de
mi piel con esas
manos femeninas,
frío.

Diversidad
extensión.

¡Necesito agua!

5

No es necesario su nombre
Solo necesito
estar más cerca.

No es relevante que llegue
donde dictare
mi nuevo nombre.

Solo necesitaba estar mucho
mas cerca y ver a sus ojos.

Para que su voz penetre,
admirar su rostro, y así
poder escribir en su cuaderno.

6

No hagas nada
no necesito nada
solo acariciar tus dedos
conocer tus sueños
delimitar tus ojos.
Solo necesito contarte
ideas, déjame descansar,
apoyarme en tu cuerpo,
necesito detener
el peso que llevo dentro.

Necesito entregarte
lo que es tuyo.

“Gracias por calmar el ardor
con Frío”.

6

Lo deje todo
a las 9 de la noche.
un Sábado, todo se quedo
en las sombras
de las montañas
de Florencia.
Me unifique.
Soldé mis partes dispersas,
Ahora trato de disolverme
de nuevo con cada letra,
pero con mejor dirección
para no extraviarme de nuevo.

Cuando me pierdo lo único
bueno es que fumo menos.

7

Era el prime viaje
me baje en un
monumento muy parecido
al Quijote o a Cervantes
no estoy seguro, pero de lo
que si estoy seguro es que
no era ninguno de los dos.

Ahí espere.
Ahí viene, Amiga.
Se abre un nuevo mundo,
seguro y concreto,
escuchar y música.

8

En esta noche
de silencio
un gato maúlla
ya diviso a la bruja
transfigurada.

Se esconde y
me busca

Sigo escuchando
el eco del animal.

9

Hostilidad, golpes,
no abra respiro,
trato de alejarme
de no estar cerca.

Y Siguen los embates,
no hay tregua,
no permiten respirar.

Doy un paso atrás, respiro,
me aisló, inevitable, al final
extraño los golpes,
extraño lo de antes.

Maldición, esto es
enfermo, es la trampa
de no acabar.

10

El mismo discurso,
el mismo resentimiento,
no puedo ser parte.
Que ya no llame.

11

No quiero decir
nada, solo hay
un punto fijo,
inmóvil, se condensa,
todo en ese único
lugar.

Todo gira y nada
detiene su marcha,
aunque quisiera
que todo se detuviera,
un segundo, para
poder respirar o para
dejar de vivir un segundo.

12

Estuve tratando de olvidar,
en una hojeada rápida
solo encontré Muerte.

En un punto neutro,
en donde no sucede
nada, vino una nueva
oferta, Futuro.

Se advierte que me
hará daño, me golpearan
y desecharan.

Que exquisito.
Jamás me había
ofrecido algo mejor.

13

De nuevo debo dejarlo todo
en la ciudad, pero la ruta
ya es difícil, la rutina
cuajada duele.

Trato de perder lo que
dejo, no puedo del
todo, la bulla la
distorsión.

Me irrito por cosas
inútiles, fácil me
descuido y no me protejo.

Basta y no puedo
callarme, esto es
lo que soy.

14

El hambre es la
culpable de este
cansancio, es culpable
de esta necesidad de
dolor, insaciable.
Sigue sucediendo
miles de cosas y
no cesa esta necesidad
de comer. Sigo pensando
en este dolor.
Se obstruyen las ideas,
unas chocan con otras,
Se acaba a pocos la energía,
Acaso llegara el momento
donde podré saciarme.

15

Pesan las palabras,
me adormezco de
hambre, futura
legumbre. Inerte.

Necesito absorberme,
lo más pronto posible,
me urge propinarme
el propio placer.

Dolor.

Así podré escapar de
mi propia detención,
El abrigo esta ya
frío de cuerpos.

16

Se oscurece el
horizonte, con este
frío que amarra
mi existencia.

Velocidad, me pierdo
en el cuarto, debo
quedarme aunque eso
este ya muy lejos.

No se pide nada a cambio.
solo estar, como estoy.
Adonde ir es la pregunta.

lo que falta es el
ancla. Otro ardor.

17

Sigo soñando miles
de mundos, pero no
me decido por ninguno.

Se me olvida la ruta
para el viaje.
Desecho aterrizar
que no es leve.

Necesito 3 canciones
diarias para existir.

18

Ahí esta la melodía
en mi centro, en la
mente se alborota.

Y sueño morir por
fin en una canción
sin coro.

Enrosco mis manos
al brazo, no lo suelto,
y los despavoridos
gritos no me despiertan.

19

Solo veo reflejos,
no defino puntos
con la mirada
lo objetos se pierden
de vista.
Miles de gritos en
mi cabeza, ordenes,
tómalo, fúndelo,
otra vez, Quero dejarlos
siempre gritan, solo se
callan con el humo,
se hipnotizan, y puedo
descansar de ellos y
logro ver.

El humo calla a los miles
que gritan en mi interior.

20

Del otro lado de
las montañas
existe una gran
fuerza.

Y yo parado en
esta planicie
podré invocarla,
pedir que exista
en mí.

Tengo la fuerza
el poder pero
no la voluntad.

Me pierdo.

21

Sueño, caigo al abismo,
infernal, quiero saber.

No confío en mis ojos,
menos en sus labios.

La puerta esta abierta de
ambos lados de mi espacio.

Puedo cerrarlas pero lo
he pensado bien. Debo irme.

Espero este cuando regrese.

22

Vuelven las imágenes.
Pavor.

Una casa, jardín,
2 tarjetas de crédito,
carro ultimo modelo.
Una mujer que esta,
por seguridad y yo
por no ser como
mi padre.

Pesadillas de Mierda.
Lo único bueno es que
es solo un sueño.

23

Aumenta el dolor,
físico, desmoronado.
Aun entero, respiro,
danzándole a la muerte,
que se acerca por hambre
o talvez por humo, sigo
dando vueltas. Sigo con
mis mejores trajes.

24

Imágenes, futuro, inalcanzable
y ahora se me habla de fe
cuando yo mismo desconfío.
Quizás de mí.

El momento se presta para dar
lo mejor, pero cuesta ver
lo que en realidad es
lo mejor para mí.

Solo existir y estar ahí,
seria suficiente cuando no
siento nada a cambio.
Dudo y sigo.

25

Siguen sucediendo cosas,
siguen cayendo sin piedad,
desde las montañas más
distante, solo en la cuerva,
me calmo, veo infinito cielo,
siguen aterrándome las montañas,
solo encuentro la calma en la oscuridad
de la noche y su inmenso astro
mujeril.

En la noche se pierden las formas,
los colores se ausentan, se pierde
el rastro, en el camino, pierdo el
regreso en esta infinita noche,
en los hombros cargo suficiente
peso para dormir en calma y lejos
de esas montañas.

26

El maíz se extiende
hasta el horizonte
entre planicies y
montañas calvas.

Parasitas flores
nace de cada piedra
en cada rincón
adorno de color silvestres.

Amarillas, Blancas parasitas
roban vida a las plantas
y regalan su belleza a cambio.

27

Esas montañas son mágicas,
las del camino de Florencia.

Me trasforman al solo verlas
al dejarme atraer por sus sombras.

La oscuridad las baña de astros
y de maléfica fuerza.

Me llaman, me empujan, mi signo.
busco mi reflejo en las hojas.

Busco en libro de minúscula letra
mi nombre que ya he olvidado.

28

Grito y solo.
Percibo y esta
muy lejos.

Ella no contesta
al llamado
caigo, no soporto.

Esta muy lejos
la llave, me resigno
sigo aquí.

No soportare otro
día así la vela
ha muerto.

29

Ciego, ando, los astros se
alinean y me dan un nuevo
nacimiento. Me baña el dolor
otra vez, sigo gritando y las
brujas contestan con sus rizas
de burlas mujeriles, se burlan
de mi debilidad. No me darán la
oportunidad de ver atrás.

Las brujas se transfiguran en gatos
siguen burlándose y se alejan.

30

Ya lejos no tiene
sentido todo lo que
me rodea.

Pinché brisa de la
riza de la muerte que
me deja vivir otro poco.

¡Donde esta! ahora se
aleja y no viene ni
en sueños.

31

Un susurro
adiós
maldita sea
otra vez lo mismo
yo llegue después
en confusión
en una mirada
perdida, abismo
solo quiero
estar ahí.

Maldita sea es
de nuevo lo mismo.

32

Donde avivare una
nueva vida.
Como construir sin
derrumbar todo cuanto
levanto, como me
involucro sin llorar,
como llenar este vacío,
creo que después de este
pasadizo de frío y gritos
hay algo mucho más lamentable
es un solo color de llama, de
llagas. Solo por extraviarme.

33

De nuevo mendigando
20 pesos para moverme
y fumar un largo rato.

Duele el no saber,
molesta la incertidumbre
de no saber donde estoy.

Se perfilaba algo
intenso, otro engaño.

Solo queda esperar
y seguir, no parar
de veladas que lastima.

Yo fui después.

34

Mortificación, ya NadaEditores
es real, todo flota,
en un gas oxigeno.

Que triste.

Las Montañas verdes
invitan a ser exploradas
y rizas de alegorías.

Todo esta bien, solo que
al que no reconozco es a mí.

Soy yo ahora el
extraño para mí
soy el que no me veo.

35

El símbolo esta en
nuestras frentes
se me olvidaba como
pronunciar esas letras
así no funciona el
conjuro, estoy vulnerable
a cualquier ataque aunque
este envestido, enlutado,

Debo dar la vuelta y
regresar por donde vine.

36

Destello de luz en la noche.
Este es un adiós demasiado pronto.

Las cosas giran y cambia
yo tengo esta sed de ella.

Su alma esta extraña
su alma debería venir
el control esta disperso.

Pienso en el pasado y
ya no me agrada.
No pienso regresar.

37

Mi fantasía.

Hoy

descalabro del sentido
el poder interno
transformar el cristal
soñar sin piso que pisar
la fuerza ejercida por la naturaleza
la influencia de esa mano femenina
que aumenta el estado
de crecer siendo mínimo